Sierra Norte Digital

Principal < Gente < Cartas al Director

Carta al Director de Miguel BERNAD REMÓN,Secretario General de MANOS LIMPIAS

14 de marzo de 2017 -
1:31 min.

Este nuevo ilícito penal, cuya competencia a tenor de lo preceptuado en la Ley Orgánica del Poder Judicial, compete a la Audiencia Nacional, se está interpretando y aplicando, en muchos supuestos de una parte retorciendo los requisitos para darles encaje en el delito, y en otros muchos casos se mira para otro lado de manera palmaria.

 

El delito de organización criminal, requiere de una serie de elementos, a saber:

  1. Estructura organizativa,
  2. Reparto de tareas,
  3. Existencia de un líder con sus correspondientes lugartenientes,
  4. Permanencia en el tiempo,
  5. Finalidad: Cometer delitos
  6. Existencia de tres personas o más.

 

Es evidente, que en las redes u organizaciones de tráfico de drogas, de tráfico de armas, de prostitución, de blanqueo de capitales y de terrorismo, entre otros, se produce una estructura, con unos fines determinados y que actúan de manera permanente para cometer delitos.

 

Lo que por contra, no se puede incluir en organización criminal en base a una interpretación estricta y literal del precepto, son casos donde más de tres personas han cometido un delito aunque éste sea puntual y no obstante se le aplica el delito de organización criminal.

 

Hay que ser rigurosos, y muchos fiscales y jueces, los primeros informan y los segundos resuelven encajar hechos y personas en organización criminal.

 

Pero vayamos a datos objetivos para dar credibilidad a lo manifestado: Los casos Iñaki Urdangarín y Diego Torres; los casos de Pujol Ferrusola; los casos de los ERE de Andalucía; los casos de los cursos de formación; los casos del 3% de “mordida” del CDC; el caso Palau; el caso Gürtel, entre otros muchos se dan los requisitos de organización criminal y no obstante ello, no se les imputa ese delito.

 

Por otra parte, el caso de Miguel Bernad y otros similares, se les imputa actuaciones encajándoles en delito de organización criminal con una interpretación y aplicación del delito que a todas luces supone de un lado, inseguridad jurídica y de otro, vulneración del principio de igualdad ante la ley.

 

Es tan flagrante y patente la existencia de organización criminal en los “casos que yo llamaría de especial protección”, que se pone en evidencia las veinte varas de medir de la justicia española, socavando con ello los pilares básicos del Estado de Derecho.

 

 

Miguel BERNAD REMÓN,

Jurista. Secretario General de MANOS LIMPIAS

TE PUEDE INTERESAR
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2017  |  Sierra Norte Digital  | Powered by