Sierra Norte Digital

Principal < Deportes < Real Madrid

La trayectoria de Juanito después de su salida del Real Madrid

05 de abril de 2017 -
4:59 min.

La sanción por cuatro años de la UEFA tras el pisotón de Múnich cercenó la etapa de Juan Gómez 'Juanito' en el Real Madrid. El jugador tenía 32 años y la imposibilidad de participar en competiciones europeas era un lastre demasiado pesado. En mayo de 1987 el Club le concedió al malagueño la libertad para negociar con otro equipo. El futbolista se despidió del público del Bernabéu levantado a hombros por sus compañeros al término del último partido de Liga de aquella temporada 1986-87, un Real Madrid-Español disputado el domingo 21 de junio de 1987. Con un nuevo título de Liga debajo del brazo. Se marchó del Madrid con cinco Ligas, dos Copas de la UEFA, dos Copas del Rey y una Copa de la Liga.
  
Juanito puso fin a una etapa de diez años como jugador del Real Madrid. Pero ni mucho menos iba a colgar las botas. La salida que tomó fue la mejor posible. Málaga. Regresó a su tierra, cerca de su casa y cerca de los suyos. El equipo de La Rosaleda estaba en Segunda División pero realizó varios fichajes de relumbrón. Junto a Juanito llegó otro veterano, Esteban Vigo, ex futbolista del Barcelona. Para dirigir al equipo se fichó al ex seleccionador español Ladislao Kubala. Juanito se reencontraba así con el técnico que le había hecho debutar con la camiseta de España en el año 1976.

El equipo funcionó. El Málaga fue Campeón de la Segunda División 1987-88 con Juanito como estrella. Sólo se perdió un partido de Liga. Jugó 37 partidos, todos ellos como titular y marcó diez goles. El equipo consiguió el ascenso a falta de cinco jornadas para el final. Juanito volvía a Primera División.

El de Fuengirola siguió siendo asiduo en el equipo malagueño también en Primera. Durante el ejercicio 1988-89 el jugador, por supuesto con el 7 a la espalda, disputó un total de 34 partidos. Marcó cinco goles. Uno de ellos, curiosamente, lo anotó frente al Real Madrid. Fue el domingo 4 de junio de 1989 en La Rosaleda. Juanito, con 34 años largos, cuajó una gran actuación frente a sus compañeros. Botó el córner con el que los malagueños empataban 1-1 tras adelantarse el Madrid. Ya en el segundo tiempo, Juanito materializó un auténtico golazo. Pura técnica. Se deshizo de Sanchís, sorteó una entrada de Gordillo y desde fuera del área lanzó una vaselina que sorprendió a Paco Buyo para poner por delante a su equipo. Posteriormente, Hugo Sánchez empató al anotar el definitivo 2-2 de falta.

A la conclusión de aquella temporada, en el verano de 1989, Juanito decidió dejar el fútbol activo. El sábado 27 de junio, el jugador escenificó su retirada con un partido homenaje en La Rosaleda en el que estuvieron presentes muchos de sus ex compañeros. Aquel día, de manera simbólica, el torero Curro Romero le cortó la coleta a Juanito.

Director técnico

 

Juanito siguió en el Málaga. Pasó del terreno de juego a los despachos como director técnico. El 29 de octubre de 1989 el semanal As Color publicó una entrevista con el ex jugador en la que reconocía sin tapujos que aquel nuevo rol no le terminaba de satisfacer. "Esta función que ahora asumo no me llena. No soy feliz como director técnico. He comprobado, cuando me he retirado del fútbol y he aceptado este cargo, que hay mucho imbécil en el fútbol. Son demasiadas las dificultades que encuentras para realizar una buena labor. En un club grande, desde luego, debe ser diferente, pero en una entidad modesta, caso del Málaga, no es nada fácil trabajar. ¡La cantidad de cosas que hay que hacer! Y el problema no es otro que económico. Tenemos dos campos de fútbol para once equipos. Así es imposible sacar futbolistas. Menos mal que los chavales no se aburren. Y, bueno, si se aburren no se les nota. Soy de los que pienso que un club modesto se debe nutrir de su cantera", contaba Juanito al periodista Luis Miguel González.



En aquella entrevista para el número 194 de As Color el de Fuengirola hablaba de las razones por las que había colgado las botas pocos meses antes. "Me retiré definitivamente por dos razones. Una, porque tengo que estar dos años en categorías inferiores para luego poder acceder al curso nacional de entrenadores. La otra razón, porque veía difícil que pudiera jugar esta temporada. Ante la duda, decidí marcharme", confesaba Juanito.

Luis Miguel González le preguntaba si le había faltado salir por la puerta grande como futbolista. "La gente puede pensar lo que quiera, pero yo del Real Madrid no me fui por la puerta de atrás. Soy el primero en reconocer que en alguna ocasión manché la imagen del Madrid. Como no podía jugar en los torneos europeos, lo mejor era marcharme. Vine al Málaga y creo que mi rendimiento fue pleno. El primer año ascendimos a Primera y en el segundo logramos mantenernos. Por tanto, ya le digo, no pienso que me he ido del fútbol por la puerta falsa", respondía Juan.

El ex jugador internacional hacía también en aquellas páginas una reflexión sobre el mundo del fútbol. "Falta humanidad en este deporte. Sin lugar a dudas, era más feliz como jugador que como director técnico. Falta armonía, comprensión. El ser humano se está volviendo desconfiado. No sé por qué, pero todos desconfiamos del que está al lado. Cuando estás arriba no tienes que rendir cuentas a nadie. Pero cuando están por encima de ti hay personas que te quieren hacer la pascua. No faltan, desde luego, las zancadillas", apuntaba un Juanito que realizaba una sentida confesión. "Yo lo que quiero es entrenar. Ahora llevo la selección infantil de Málaga. Me divierto con los chavalines, aunque cuando más disfruto es jugando una 'pachanga' con los compañeros o cuando me llaman para actuar en un partido amistoso. El despacho me quema. Me encuentro sin aire entre esas cuatro paredes", reconocía. 
  
Efectivamente, Juanito no iba a aguantar mucho como director técnico. Pero resulta curioso que antes de llegar a los banquillos como entrenador tuviese un efímero regreso como jugador en la temporada 1990-91. En abril de 1991descolgó las botas para vestir la camiseta de Los Boliches, conjunto entonces encuadrado en el Grupo Tercero de Segunda División B. Fue una etapa corta. En total, cinco partidos de Liga.

Juanito en Mérida



Ya había comenzado la temporada 1991-92 cuando Juan Gómez Gonzálezinició una nueva etapa como profesional en el mundo del fútbol. Lo había sido todo como futbolista. Había comprobado que la dirección técnica no colmaba sus aspiraciones. No estaba hecho para los despachos. Juanito quería entrenar. Y su primera experiencia en los banquillos a nivel profesional le llevaría a Extremadura.

El martes 12 de noviembre de 1991 el Mérida, en Segunda División, contrató a Juan Gómez como entrenador para sustituir a Eduardo Caturla Vázquez, que estuvo al frente del equipo durante las once primeras jornadas de Liga. Juanito debutó en los banquillos en San Mamés, en un partido frente al Bilbao Athletic que concluyó con triunfo del equipo emeritense por 1-2. Fue el domingo 17 de noviembre de 1991.

Aquella etapa en el Mérida ha quedado plasmada al detalle en el libro 'Juanito. Sus 141 días como entrenador', escrito por Manuel Jiménez 'Lolino', preparador físico del equipo que compartió horas y horas de trabajo y vivencias junto a Juan durante aquellos meses. Esta obra recoge numerosas anécdotas de los meses que el de Fuengirola permaneció al frente del equipo y ofrece un preciso retrato del Juanito entrenador.

TE PUEDE INTERESAR
desplazarARTÍCULO POSTERIOR

Recuerdos de Juanito en el Real Madrid

ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2017  |  Sierra Norte Digital  | Powered by