Sierra Norte Digital

Principal < Gente < Cartas al Director

Carta al Director

El Tren “Translozoya”. Por Adolfo Hernán González, exalcalde de La Acebeda

03 de abril de 2017 -
4:34 min.

Cada día, Pedro acompañaba a su padre (empleado”guardagujas” del ferrocarril) a esperar que el tren pasara, mientras su padre hacía la señal reglamentaria con el farol si era de noche, o con el banderín rojo si era de día. Para Pedro, que con sus cinco años de edad ver a su padre hacer las maniobras del mecanismo manual que cambian los cruces de vía (agujas) de aquellos trenes que debían ir en una u otra dirección, significaba ser el hombre que mandaba en los trenes, ¡¡Qué importante era su padre!!

Mientras esperaban sentados en la caseta de madera a la llegada del tren siguiente, su padre le comentó: Pedro hijo, algún día, tú te subirás a éste tren para ir al colegio, más adelante lo cogerás para ir a estudiar a la ciudad y también después te llevará a donde trabajes, aunque esté muy lejos. Aquellas palabras de su padre, abrieron en su imaginación de niño, un mundo de ilusiones que le hacían ser muy feliz. Al cumplir los seis años, Pedro empezó a ir al colegio, pero este, el colegio, estaba en un lugar donde no había tren, debía desplazarse a pie cada día 8km y otros 8km de vuelta. Cuando le llegó la edad de ir a la ciudad a estudiar una formación profesional, el tren ya no pasaba por su pueblo hacía un año y sin saber por qué la línea férrea había quedado en desuso. Cuando le preguntaba a su padre el porqué del abandono del ferrocarril, siempre recibía la misma respuesta...”dicen las autoridades que no es rentable”. Pedro se hizo hombre con la frustración de no haber podido subirse a aquellos trenes que tantas veces había visto desde niño.

Aún recuerdo los pequeños trenes de cercanías que paraban en La Acebeda en sus trayectos hacia Somosierra o Madrid. Un día, a los ciudadanos de los pueblos de La Sierra Norte, les pasó como a Pedro, les llegó la frustración porque se quedaron sin tren, las autoridades sin más explicación, retiraron los trenes de cercanías al parecer por “falta de rentabilidad”. Cuando dejaron de circular los Talgo (Madrid-París) y los mercancías de “Pascual” desde Aranda, comenzó el abandono y degradación de la infraestructura ferroviaria. El hundimiento del túnel de Somosierra, no fue reparado, al igual que todo el sistema de seguridad vial que fue saqueado sin que Adif moviera un euro para evitarlo.

Pero yo quiero centrarme una vez más en esta clase de dirigentes que nos ha tocado sufrir, son como sátrapas que deciden a su antojo sobre el bien y el mal de los ciudadanos, pero eso sí, con el dinero del pueblo.

España está llena de macro construcciones que no funcionan: trenes Ave, aeropuertos, autopistas, palacios de no sé qué, polideportivos sin terminar en pueblos sin gente, etc. etc., ¿Cuántos miles y miles de millones de euros están enterrados inútilmente por los caprichos de los gerifaltes de turno. Sin embargo el Ministerio de Fomento, se niega a facilitar la puesta en marcha del tren “translozoya”, que daría vida a una Sierra de la Comunidad de Madrid, la más deprimida y en vías de desaparición poblacionalmente, aludiendo a que no hay dinero para reparar la línea férrea.

España está llena de macro construcciones que no funcionan: trenes Ave, aeropuertos, autopistas, palacios de no sé qué, polideportivos sin terminar en pueblos sin gente, etc. etc., ¿Cuántos miles y miles de millones de euros están enterrados inútilmente por los caprichos de los gerifaltes de turno. Sin embargo el Ministerio de Fomento, se niega a facilitar la puesta en marcha del tren “translozoya”, que daría vida a una Sierra de la Comunidad de Madrid, la más deprimida y en vías de desaparición poblacionalmente, aludiendo a que no hay dinero para reparar la línea férrea.

El tren TER “Translozoya” ha sido reparado con fondos sociales de la Comunidad Europea, para el desarrollo rural. Pero a estos “reyezuelos de Taifas” les trae al pairo el desarrollo rural. Ellos a lo suyo, construcción de líneas Ave por todas partes a sabiendas que no son rentables, no importa, todos los proyectos los empiezan con un coste “X” y los terminan con un coste “X 10” elevado a la décima potencia. Como decía un buen amigo mío…”que país, que paisaje y que paisanaje”, para echarse a temblar.

¿Y ahora qué? La Comunidad Europea querrá saber si se han empleado los 300.000€ en la puesta en marcha del tren TER “translozoya”. ¿Qué le vamos a decir a la Comisión Europea…? la verdad, el Ministerio de Fomento Español, se opone a este proyecto y además, está dejando en ruinas la línea férrea más hermosa y ecológica de la Comunidad de Madrid. Se están perdiendo túneles bajo montañas de una gran belleza arquitectónica. Viaductos impresionantes en longitud y altura que dan al viajero la sensación de estar volando sobre la naturaleza virgen. Valles y ríos de montaña de extraordinario valor ecológico. La actividad turística se está perdiendo el ver y el sentir de una ruta ferroviaria de alta montaña y enorme belleza natural, atravesando pequeños pueblos con encanto que le dan a la ruta el broche de oro de un recorrido turístico por excelencia.

El Ministerio de Fomento está cometiendo una falta grave tipificada en la ley: “la dejación de funciones” a sabiendas que la línea férrea le corresponde su mantenimiento a Adif y no solo no hace nada, sino que deja que se deteriore hasta la ruina total. Otra imputación que se podría aplicar a Adif sería la de “prevaricación”, ya que el abandono de la línea se ha producido a sabiendas que no se podía hacer.

Sugiero a los dirigentes de la “plataforma por el ferrocarril Norte Madrid-Aranda” se pongan en contacto con el comisario de los fondos sociales de la Comunidad Europea y le informen adecuadamente del comportamiento del Ministerio Español de Fomento sobre este asunto. Otro posible camino, sería dirigirnos a instancias judiciales Europeas en defensa de nuestros intereses como zona rural deprimida de la Comunidad de Madrid.

El principio de la confianza legítima y buena fe entre los poderes públicos y los administrados, se quebranta la seguridad jurídica cuando esa confianza es desatendida por la Administración, teniendo el administrado derecho a conocer la verdadera razón de la no reparación de la infraestructura ferroviaria y la no puesta en marcha del tren solicitado. Se acumulan en la actuación de la Administración, daños y perjuicios hacia los administrados, al obviar aquella, el esfuerzo económico de la Administración Comunitaria Europea del coste del tren TER ya reparado y aparcado sin utilidad pública alguna. Por otro lado viene a incrementarse el daño por la demora de 5 años sin resolución alguna de la Administración, impidiendo los beneficios otrora económicos y sociales que se han dejado de percibir en la Comarca Sierra Norte.

Tales comportamientos de la Administración de Fomento, chocan frontalmente contra el artículo 9/3 de la Constitución Española.

TE PUEDE INTERESAR
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2017  |  Sierra Norte Digital  | Powered by