Sierra Norte Digital

Principal < Televisión y medios de comunicación < Televisión y medios de comunicación

Licantropía

16 de febrero de 2017 -
4:46 min.

LICANTROPÍA

 

La licantropía es la mitológica habilidad o poder que tiene un ser humano para transformarse en lobo o licántropo. El término «licantropía» viene del griego antiguo lykánthropos , lýkos ('lobo') + ánthrōpos ('hombre'). La palabra también se puede utilizar para referirse al acto de transformar a otro humano en lobo. La etimología folclórica también conecta la palabra a Licaón, rey de Arcadia, quién, de acuerdo al poema de Ovidio Metamorfosis, fue convertido en un lobo rabioso como respuesta al intento de servir carne humana, la de su propio hijo, en la visita de Zeus para refutar o desaprobar la divinidad del dios. También hay una enfermedad mental llamada licantropía, en la cual el paciente cree que es o que se ha transformado en un animal y se comporta de acuerdo a ello. Muchas veces se refiere al tema como «licantropía clínica» para distinguirse del uso de «licantropía mitológica». Estas son algunas de las definiciones comunes de esta palabreja, pero yo voy a dar mi versión particular sobre  licantropía motera, la menos conocida

 

Por tercera vez, una por año, nos reunimos los moteros nocturnos en un lugar público, un parking  en un centro comercial, los que por allí pasaban, observan, cuchichean e incluso una pareja me preguntó

 

¡Disculpa! ¿Me podrías decir porque hay tantas motos reunidas?

 

Si te lo puedo decir, es una reunión motera nocturna, nos congregamos una vez al año, en noche de Luna Llena, hacemos una ruta por los pinares y terminamos en el embalse, para contemplar el plenilunio

 

Gracias y perdona si te he molestado

 

¡Molestado!  ¿Por qué dices eso?

 

No sé, tienes un semblante especial y unos ojos muy raros

 

Será esta Luna que nos transforma a todos

 

Íbamos acudiendo uno tras otro, muchos ya nos conocíamos y era curioso como hicimos pequeños grupos de no menos de tres pero tampoco más de siete, éramos pequeñas camadas

 

¡¡Son aún las 10.30!!, es algo pronto

 

¿Os parece que comamos algo antes de salir? Empiezo a tener hambre y me apetece algo de carne ¡Hemos hecho bien en quedar en esta hamburguesería!

 

Fuimos entrando la mayoría en la hamburguesería, la gente se apartaba y algunos incluso cedían su turno, según nos iban sirviendo cogíamos nuestra comida y nos dispersábamos por el comedor, tan solo las parejas o algún padre con su retoño comían juntos. Era una sensación rara, parecía que marcábamos nuestro espacio o más bien el territorio

 

Lo que si era verdad es que todos comíamos carne, la saboreábamos de manera especial, jugosa, caliente, tierna, era un verdadero manjar, los mas hambrientos incluso marcaban sus comisuras labiales

 

¡Ya son las 11.30!

 

Algo que como en otros años ya nos paso, este volvía a suceder, empezaban a aflorar unos nervios indescriptibles Hasta que……….

 

¡Encended vuestras motos en breve salimos!

 

Fuimos haciendo de nuevo pequeños grupos y en cada uno había un cabecilla, que a su vez estaba pendiente del líder de la manada. Nos fuimos poniendo cazadoras, guantes, y  casco

 

La luna comenzaba a estar en su pleno más alto, fue en ese momento cuando todos notamos como los rayos plateados se iban colando por las viseras de los cascos, la mayoría nos bajamos los protectores solares, no estábamos de día, pero nos molestaba esa luz plata y algunos incluso creo que lo hacían para no dejar visible el cambio que se iba producir

 

Mirando todos al líder y esperando su orden aguardábamos la señal para comenzar el camino y sentir la libertad que la moto nos daría

 

¡Adelante!

 

Comenzamos a salir ordenadamente, pero algunos ya tenían el cambio hecho, la ruta salió a velocidad ya algo alta para lo habitual, yo me quede atrás, ya que intente fotografiar la salida. Pero hoy al pasar las fotos he visto que casi todas están mezcladas con unas luces espectrales y unos puntos rojos sobre las viseras. Esto no lo supe en aquel momento, así, que salí uno de los más retrasados y solo

 

Comencé una carrera en principio divertida, dando caza a los más rezagados o noveles, hasta que me di cuenta, el líder acompañado de sus más fieles se habían escapado

 

Sentía algo que ellos me trasmitían sin  saberlo, notaba sus sensaciones, la luna los había transformado completamente, Habían dejado  su lado humano y cívico, sólo tenían la necesidad de correr libres por la carretera, sin atender a razones de seguridad o protección de la manada

 

Tenían la imperiosa necesidad de llegar los primeros a no sé donde, lo que nos había congregado, (una ruta tranquila, a la luz de la luna en compañía de otro moteros) ¡Eso!, eso había desaparecido, fue en ese momento cuando decidí que si en el siguiente pueblo el líder no nos estaba esperando, yo en particular abandonaría la manada. Fui aflojando la velocidad y unos kilómetros antes de llegar a los pinares, fue cuando vi algo en el suelo que me hizo volver a mi lado humano, había una carpa en el asfalto, sí  un pez de unos 30cm de largo ¿que hacia allí? muy sencillo, en esa carretera hay mucha fauna, conejos, liebres, zorros, serpientes y un embalse donde estos peces crecen y crecen, no lo hacen más porque hay un número grande de cigüeñas y estas las depredan, pues bien, esta que estaba en la carretera no sería más que una que se le habría caído del pico a una de ellas.  Pero a una velocidad relativamente alta con la moto tumbada pisando un pez ¡Al suelo, seguro!

 

Qué necesidad hay de tener un accidente por un pez, un conejo, un zorro o incluso como le paso a un buen amigo hace dos años, atropellar a un jabalí. ¡Ninguna!

 

Pare  sin pensarlo más y fueron llegando todos aquellos a los que había adelantado. Uno a uno les fui diciendo que por muy licántropos que fuésemos, que por mucha luna llena que hubiese, mi moto y yo no habíamos ido a hacer carreras nocturnas y que si desde el primer momento el líder tenía esa intención, entonces no merecía ser líder o al menos en esta reunión, ante todo está la seguridad del completo de la manada y del resto de personas que puedan utilizar esas carreteras

 

Todos me miraron, asintiendo con la cabeza o haciendo un gesto de aprobación ¡Llevas razón Páter! Si ellos se quieren matar  son muy libres de hacerlo, pero nosotros tenemos mucho interés en seguir viviendo

 

¿Qué os parece que hagamos?

 

Unos fueron a dar un paseo con sus parejas, otros se quedaron allí refrescándose, incluso algunos regresaron a sus lejanas tierras, de hecho recorrieron previamente 100 km por salir en grupo (decepción).  Decidí regresar a mi lugar de partida, con semblante entristecido

 

Mi reflexión es clara.

 

Fácil es cebarse con los errores de otros, decir que yo lo hubiese dirigido mejor, pero, realmente merece la pena ¿O por el contrario?, lo lógico es saber decir no, exponerlo de manera constructiva y que las salidas, quedadas o rutas salgan bien, o al menos, seguras y divertidas

Penséis lo que penséis, recordad, no hay nada más valioso que la vida de cada uno y si ya de por si la vida del Biker es dura, procuremos no hacerla  más difícil

 

Páter

 

 

TE PUEDE INTERESAR
desplazarARTÍCULO ANTERIOR

Los Celelebros

desplazarARTÍCULO POSTERIOR

Invernal 2017

img

Mario Sánchez (Páter)

Comunicador nato, cuenta con más de 10 años de experiencia, tanto en televisión, radio como prensa escrita, especializado en la “Kulture Motera trasmite todo aquello que los otros medios de prensa no cuentan. Aficionado a las motos, viajes y fotografía, esto configura en él ese algo especial que atrae sin más.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2017  |  Sierra Norte Digital  | Powered by