Sierra Norte Digital Llevamos 1,655 días y 19,608 artículos publicados

Principal < Gente < Entrevistas

El mundo de corcho de Miguel Campillo

02 de septiembre de 2017 -
1:56 min.

Tiene casi 80 años, pero su fortaleza y sus ganas de seguir creando arte son insaciables. Y es que este abulense afincado en la Sierra Norte de Madrid, concretamente en Cabanillas de la Sierra, encontró tras la jubilación una pasión con la que poder evitar lo que más odia en este mundo: el aburrimiento y la inactividad. Hablamos de la creación de maquetas en corcho, una actividad que ha convertido en arte y que puede verse en la sala de exposiciones de esta población serrana.

Caravelas, iglesias, belenes, etc. Nada es imposible para Miguel Campillo Fernández, un trabajador incansable que se dedicó al mundo del transporte y el movimiento de tierras con máquinas excavadoras durante casi toda su vida. Hasta que llegó la jubilación. “He sido un hombre muy activo, he pasado toda la vida trabajando y mi profesión me gustaba mucho, para mí era una delicia trabajar. Pero cuando me jubilé me vino el ‘bajón’ y me dije: ¿ahora qué hago?, porque la vida de mayor y sin tener nada que hacer es muy dura y yo no la asumía. Se me hacían los días larguísimos y aburridos. Tengo una huerta, pero conforme iban pasando los años ya no podía estar todos los días con el azadón, así que decidí buscar una actividad que no requiriera mucho esfuerzo físico. Se me ocurrió esta tarea porque además ya me gustaba de joven. Y es que no lo pude practicar por la profesión que tenía, pero me gustaba el tema de las maquetas. De hecho, creé una cumpliendo el servicio militar con palillos de dientes. Incluso me pidieron que la expusiera en una feria de artesanía de Ávila, pero finalmente no pude hacerlo por no estar afiliado a la Falange (año 1961). Al final la regalé a un médico que operó a mi padre, el doctor Montero de Salamanca”, cuenta a los micrófonos de Sierra Norte Digital.

La inspiración y la oportunidad le llegarían muchos años después: “Tras jubilarme estuve en una feria de Ifema y vi un pabellón en el que ponía ‘Maquetas’. A una nieta mía le gustó un belén que se exponía y le dije: “Te voy a hacer yo una maqueta de esto”. Y así empecé. Me salió muy bien y a partir de ahí comencé a crear belenes, iglesias, caravelas, etc.

¿Por qué con tapones de corcho de botellas? Le preguntamos. “Es lo que veía más factible y más fácil de manejar con una navaja. La última maqueta que he hecho es una caravela cuyas velas son de tapones de plástico y ahora estoy con la nave Santísima Trinidad, el mayor barco de guerra que tuvo la armada española y sucumbió en la batalla de Trafalgar”, responde este artista que no para de recibir encargos de todo el que ve su obra. Una obra que no hace más que crecer y que demuestra la mayor virtud de Miguel Campillo: la paciencia.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2017  |  Sierra Norte Digital  | Powered by