Sierra Norte Digital Llevamos 1,621 días y 19,245 artículos publicados

Principal < Gente < Motor

Un gesto en el coche que te puedes partir, literalmente, en dos partes

19 de julio de 2017 -
2:53 min.

He aquí una de esas cosas que todos hacemos y que no somos consciente del riesgo que estamos asumiendo. El jefe médico del SAMU 061 en Baleares, Iñaki Unzaga Ercilla, informa de que si salta el airbag mientras llevas cómodamente las piernas apoyadas en el salpicadero, “te puedes partir, literalmente, en dos partes”.

En una entrevista concedida a Crónica Balear, Iñaki Unzaga ha señalado que no es difícil que el airbag salte ya que no es preciso que se produzca un gran accidente para que ocurra. Si salta mientras tú estás tranquilamente con las piernas estiradas sobre el salpicadero aplastará tu cuerpo contra el respaldo del asiento y tu cuerpo se flexionará en dos partes, como si se tratara de una hoja de papel que se dobla por la mitad, y las rodillas impactarán contra tu pecho de tal manera que tus pies quedarán por encima de tus orejas.

Lamentablemente, las carreteras de las islas ya se han cobrado una víctima mortal por un accidente de este tipo.

El jefe médico ha informado de que, si esto te ocurre, lo que se te va a producir es una rotura de las extremidades inferiores, una rotura de pelvis (diástasis), daños en el tórax (fractura costal y neumotórax) y una luxación y fractura posterior de cadera junto a una probable rotura de columna. “Esto supondría quedarte minusválido o morir. Además, la rotura de pelvis te producirá una hemorragia interna por la que podrías morir en muy poco tiempo” informa el jefe médico.

Además de las lesiones óseas, si el airbag se dispara también sufrirás lesiones orgánicas internas, ya que se producirá un accidente de alto impacto contra tu cuerpo. Todo esto conllevará posibles lesiones en el hígado, en los riñones, estallidos y derrames en el abdomen exterior,  incluso roturas abdominales con víscera vuelta.

Colocar las piernas de esta manera en el coche es muy habitual en verano porque suelen utilizarse chanclas y se descalzan los pies –mientras que en invierno, debido al uso de zapatos, no suele hacerse- pero de cuya gravedad casi nadie es consciente.

Iñaki Unzaga también advierte de otro gesto muy común y muy peligroso: conducir con un brazo fuera de la ventanilla. “Nos hemos encontrado con una gran cantidad de amputados por esta razón. Se trata de algo muy grave” reconoce. Si tienes un accidente mientras tienes el brazo fuera de la ventanilla, un impacto contra cualquier superficie podría arrancártelo. Si tu coche vuelca y tu brazo queda atrapado entre la puerta y el suelo mientras el coche se desplaza varios metros tras el impacto,  automáticamente la carretera se convertiría en una “carnicería”.

El jefe médico del SAMU 061 de Baleares, también recuerda que conducir con chanclas es peligroso porque “es un calzado que no tiene cierre posterior y se te puede quedar el pedal enganchado entre el pie y la chancla”. Según sus declaraciones, de esta manera pierdes capacidad para frenar bien y puedes llegar a estampar tu coche fácilmente. “También se te puede quedar el pie enganchado entre la chancla y el pedal apretando el acelerador. Nos hemos encontrado bastantes casos así”, asegura.

Unzaga nos recuerda otra imprudencia muy común, esta vez entre los motoristas: ir con chanclas, pantalón corto y camiseta. “Si te caes de la moto, te quemas de arriba hasta abajo; se te levanta toda la piel” informa. La mayoría de la gente desconoce todo esto, y en verano se convierte en una práctica muy común y muy peligrosa.

Asegura que los usuarios de motos pequeñas, por su parte, suelen llevar la correa para abrochar el casco dos o tres dedos colgando,  sin ajustar. “Si se produce un impacto, el casco sale volando, por lo tanto, es lo mismo que no llevar casco” señala.

La mayoría de accidentes con lesiones de este último tipo ocurren en trayectos cortos donde la gente se confía y no se ajusta bien, o no se abrocha, el casco.  Ha hecho especial hincapié en sus declaraciones en los que van <<de paquete>> en la moto: “En caso de accidente,  siempre sufre más el que va atrás. Esto se debe a la inercia cinética de la moto que, al chocar, eleva la parte de atrás y te escupe de la moto”.

Seguro que después de esta entrevista, nos lo pensaremos dos veces antes de hacer según qué cosas en la carretera.

Fuente – Cronicabalear.es

ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2017  |  Sierra Norte Digital  | Powered by