Sierra Norte Digital Llevamos 1,618 días y 19,213 artículos publicados

Principal < Descubre < Tradiciones

Descubre Somosierra

28 de noviembre de 2016 -
3:16 min.

En el extremo septentrional de la comunidad madrileña se encuentra el municipio de Somosierra, pueblo de alta montaña, a 1.440 m sobre el nivel del mar, y Madrid a 93 km de distancia, en dirección sur. Está situado en la zona de turismo de Madrid de la Sierra Norte y Valle Medio del Lozoya.

Tiene una extensión de 16,41 km2 y algo más de cien habitantes.

Somosierra es el núcleo más alto de la Comunidad de Madrid. Su territorio limita con las provincias de Guadalajara y Segovia la cumbre de Cebollera Vieja está en la intersección de las tres provincias , y su puerto era paso obligado para los desplazamientos entre las submesetas sur y norte por el antiguo Camino Real de Francia. Y aún hoy constituye el paso natural entre la Comunidad de Madrid y Castilla y León.

Algunos restos de la Edad de Bronce indican que hubo poblamiento en aquella época; también la ocuparon los musulmanes, que bautizaron el lugar como Fayy Tariq. A partir de 1083, con los avances de Alfonso VI, pasó a manos cristianas, y en el siglo XIII se inició su repoblación, incentivada con exenciones de impuestos para los que se trasladaran a Somosierra. Resultaba importante que estuviera habitado para mayor protección del lugar y seguridad de los viajeros. Sus habitantes tradicionalmente han vivido de la explotación de los bosques, para la construcción y la fabricación de carbón de leña, y del pastoreo.

El puerto y la sierra donde se enclava la localidad tienen el mismo nombre que ella. Un acontecimiento histórico de importancia tuvo a estos parajes como protagonistas el 30 de noviembre de 1808: la principal de las batallas, en el marco de la guerra de la Independencia. Napoleón, irritado por la resistencia que ofrecían los soldados españoles en el puerto de Somosierra, decidió lanzar contra ellos un batallón de lanceros polacos a caballo. Tras una dura refriega, éstos acabaron con los resistentes y el ejército francés se abrió paso hasta Madrid. Una placa en la ermita de la Soledad recuerda el hecho. Merece la pena visitar la colección de vestigios de esta batalla recopilados por el párroco deSomosierra, don José Medina, en los escenarios en que se desarrolló, y reunida en los locales parroquiales.

En la localidad destaca la citada ermita de Nuestra Señora de la Soledad que corona el puerto y que se salvó del grave incendio que sufrió el pueblo en 1737 Por su parte, la iglesia parroquial de Santa María de las Nieves ha tenido que ser reconstruida tras dos guerras, la citada contra la invasión francesa y la Guerra Civil española (1936-1939); fue rehecha de nuevo en 1943, añadiéndosele un chapitel y tejados de pizarra, de moda en la posguerra frente a la tradicional teja árabe. Entre los rincones a destacar en la población se encuentran la fuente de piedra de 1788, que ocupa un buen mirador hacia la montaña, y algunas viviendas tradicionales de la calle Real y su paralela de la Fuente.

Aunque pequeño, el territorio de Somosierra ofrece una gran riqueza natural. Para empezar, las vistas sobre las dos vertientes —madrileña y segoviana— que se obtiene desde lo alto del puerto; la llanura castellana se ofrece en todo su esplendor desde la peña del Zorrullo, al noroeste del pueblo, tomando el camino de la escuela de vuelo sin moto finalmente; las mejores panorámicas las brinda el ascenso a la cumbre de la peña Cebollera Vieja (2.129 m). Los robles melojos, restos de los hermosos robledales que hubo en su tiempo, cubren buena parte de las zonas medias. Especial interés ofrecen los abedulares. Zorros, corzos y jabalíes, restos de una abundante fauna, se ocultan entre los bosques.

En este septentrional término municipal se encuentra el mejor abedular de la Comunidad de Madrid. El abedul, árbol de hoja caduca con tronco y ramas blanquecinos, es característico de Europa septentrional y central, y abunda también en Canadá. Su medio preferido son las zonas húmedas, pero puede crecer en suelos arenosos y pobres llegando hasta una altura de 30 metros. Aunque no es difícil encontrar en nuestras latitudes ejemplares de este hermoso árbol, su concentración formando bosques densos, como el del término de Somosierra, resulta más sorprendente.

Es recomendable acercarse a la peña del Chorro. Es éste un paraje singular por albergar, en época de deshielo, una de las pocas cascadas de Madrid. Para acceder a la peña del Chorro se sigue la, antigua carretera N-1 en dirección Segovia y se toma, a menos de dos kilómetros, un camino a mano derecha. La Chorrera de los Litueros, como se denomina la cascada, forma un arroyo que, unido al de Las Pedrizas, engrosa el río del Puerto, origen del Duratón.

A principios de agosto, haciéndolas coincidir con las vacaciones de verano, se celebran las fiestas de las dos patronas locales: la Virgen de la Soledad y la Virgen de las Nieves.

Información útil


Ayuntamiento. Tel. 918 69 92 48.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2017  |  Sierra Norte Digital  | Powered by