Sierra Norte Digital Llevamos 1,622 días y 19,249 artículos publicados

Principal < Política < Política

El Islam es Paz y no soy Napoleón Bonaparte. Por Carlos Rubio Romo

04 de septiembre de 2017 -
15:45 min.

En un estudio publicado en la revista « Nature neuroscience » en octubre de 2016 titulado “The brain adapts to dishonesty” se pone por primera vez en evidencia empírica que el comportamiento falaz se intensifica cuando se repite. Para los investigadores, el impacto de la mentira a nivel neuronal es de tal magnitud que incluso puede hablarse de un “mecanismo neural” que soporta la mentira, o en otras palabras: un principio biológico de adaptación que contribuye al fenómeno, llamado adaptación emocional. 

Esta investigación realizada por la University College London (U.C.L) explica, desde el punto de vista del funcionamiento neuronal, las manipulaciones que de una forma sistemática se dan en nuestra sociedad: desde el ámbito familiar (mujer u hombre dominador/maltratador), laboral, social, hasta por supuesto el político, donde esta dinámica alcanza su refinamiento más sobresaliente.

En resumen: una mentira, por más gruesa y más increíble que parezca, puede finalmente ser aceptada por una mayoría de individuos si se emplean los medios necesarios.

El 17 de agosto pasado, un comando terrorista musulmán sembraba de muerte Barcelona. Mucho se ha escrito después. En su mayoría topicazos, cuando no directamente embustes encaminados precisamente a que la mentira sea asumida por los españoles como una verdad.

El 17 de agosto pasado, un comando terrorista musulmán sembraba de muerte Barcelona. Mucho se ha escrito después. En su mayoría topicazos, cuando no directamente embustes encaminados precisamente a que la mentira sea asumida por los españoles como una verdad.

Con toda la humildad pero con todo el rigor, en este artículo vamos a denunciar y desmontar las falsedades y manipulaciones que se han orquestado a raíz de esa masacre. No son sino las mismas notas de una partitura que se repite desde hace dos décadas en el mundo occidental.

Vamos a empezar con las cuatro mentiras más repetidas y después vamos a detallar cronológicamente cómo se fueron desplegando en los medios de comunicación:

Vamos a empezar con la primera. Todos y digo bien todos los políticos y los medios que abrevan en su pilón y pastan en sus prados, se empeñan en llamar a los terroristas “islamistas” o directamente no poner ningún calificativo para contribuir aún más al engaño. Yo prefiero llamarles musulmanes. No por nada, sino porque ellos mismos se autodenominan musulmanes y además musulmanes son, puesto que musulmán es una palabra de origen árabe (muslimمسلم ) que significa “el que se somete” y los propios musulmanes definen al Islam como “la sumisión a Dios, el altísimo”.

No hay, pues, por mi parte, ningún ánimo de polémica al llamar musulmanes a los terroristas que atentaron en Barcelona. Sí hay, sin embargo, una clara intención de engaño en aquéllos que se empeñan en distinguir “islamista” de “musulmán” presentándonos a estos como muy, muy, muy buenos y santos y aquéllos no. De hecho, “islamista” es una palabra inventada en Occidente precisamente para contribuir a la confusión.

La segunda que también hemos tenido que soportar hasta la extenuación (y lo que te rondaré morena…) es que “los propios musulmanes son las primeras víctimas de los terroristas musulmanes”. Yo reconozco que ésta es la que más me irrita. El genocidio turco (musulmán) contra armenios y asirios (cristianos) a principios del s.XX, el genocidio del “Estado Islámico” contra los cristianos de Iraq y Siria, el genocidio de los terroristas de “Boko Haran” en el norte de Nigeria contra los cristianos (¿cómo olvidarnos del secuestro de más de doscientas jóvenes únicamente cristianas que conmovió al mundo entero?), la masacre de más de 150 estudiantes en la Universidad de Nairobi en 2015 donde los terroristas musulmanes del grupo “Al Shabaab” separó a los musulmanes de los cristianos y fue asesinando a estos uno a uno fríamente, los atentados continuos contra los coptos (cristianos) en Egipto y particularmente en el Sinaí donde prácticamente ya no queda ninguno, las ejecuciones en Arabia Saudí por el simple hecho de tener una Biblia…son sólo algunos ejemplos que ilustran bien la falsedad de la presuntas víctimas musulmanas.

Son incontables las amenazas que la siniestra internacional terrorista musulmana ha lanzado contra los cristianos (“infieles” o “cruzados”, como ellos nos llaman) por el simple hecho de ser cristianos. Estoy todavía esperando (sentado, para no cansarme) la primera contra los musulmanes por ser musulmanes…

La tercera es que los musulmanes “están perfectamente integrados en la sociedad occidental”. Claro, claro, como el agua y el aceite: juntas pero no revueltas. Esa integración es metafísicamente imposible puesto que el Islam no es una religión como las demás. El Islam es un todo. Abarca no sólo el plano espiritual sino también y sobre todo el terrenal. El Islam es una amalgama de las esferas religiosa, política, legal y económica imposible de desenredar. Los musulmanes nunca aceptarán una autoridad política o económica o social que no sea musulmana. Es lo que les dicta el Coran. En encuestas muy significativas realizadas recientemente en Francia y Gran Bretaña, países donde la presencia musulmana más que importante empieza a ser mayoritaria en ciertos barrios y ciudades, porcentajes de entre el 30% y el 40% declaraban que la Sharia estaba por encima de las leyes del país. En Suecia, Alemania, Holanda y Gran Bretaña existen ya “tribunales islámicos” que imparten su presunta justicia basándose en el Corán y todo ello con el consentimiento de las autoridades. En muchos comedores escolares públicos ha habido que introducir menú halal, en algunas piscinas públicas ha habido que crear horarios de utilización sólo para hombres y otros sólo para mujeres, cada vez se producen más incidentes en los hospitales porque las mujeres musulmanas sólo aceptan ser examinadas por mujeres, en muchas empresas los musulmanes exigen un trato diferenciado en época del Ramadán…

La cuarta es que “los musulmanes están mayoritariamente contra los atentados”. Vaya por delante que a mí lo de las manifestaciones y condenas después de cada atentado me parecen una impostura. Gestos de cara a la galería que no valen para nada. Lágrimas de cocodrilo y minutitos de silencio absolutamente inútiles. Pero, en fin, puesto que es lo que este Sistema ha decidido que hay que hacer y que los musulmanes según ellos están tan integrados en el Sistema, su presencia en las manifestaciones debería ser abrumadora, numerosísima, aplastante. Objetivamente es ridícula cuando no directamente inexistente.

Y lo son porque no puede ser de otra manera. Cuando la ETA asesinaba en los años setenta y ochenta a centenares de militares, guardias civiles, policías y no separatistas en general, ¿cuántas veces fueron los del PNV a sus funerales o a las manifestaciones? Ninguna. Claro que los del PNV no disparaban ni secuestraban. Pero callaban. Al fin y al cabo los asesinos eran “abertzales” como ellos. Estaban en el mismo bando. Y además agitaban el nogal para que Arzallus, Garaicoechea y otros recogieran las nueces. Unos eran radicales y otros moderados, según la jerga del Sistema. Ahora se repite exactamente lo mismo con los musulmanes.

Otra cosa es que la manipulación del Sistema nos quiera convencer de lo contrario. Acuérdense de la vergonzosa manifestación de Barcelona donde la organización puso a ambos lados de Felipe de Borbón a dos jóvenes musulmanas (como si ellas fueran las víctimas o familiares de las víctimas) y una de las dos oradoras del acto era otra musulmana (como si ellos mayoritariamente estuvieran en contra de los atentados) hablando perfectamente español y catalán (por lo tanto, perfectamente integrados). ¿Ven qué bien, como con dos simples gestos la manipulación opera? ¿Ven de qué manera intentan engañarnos?

A continuación quiero detallar cronológicamente cómo la formidable máquina de la mentira funcionó maravillosamente bien. Los objetivos eran los mismos de siempre y los embustes que había que continuar repitiendo sin descanso para convertirlos en verdad eran:

  • Los musulmanes condenan los atentados.
  • Los terroristas son minoritarios y por supuesto no representan al “verdadero” Islam.
  • El Islam no es el enemigo de Occidente, no. Son los islamófobos con sus consignas nazis de odio los que rompen la convivencia.
  • En la medida de lo posible, hay que dulcificar las consecuencias del atentado para frenar cuanto se pueda la justificada cólera ciudadana.
  • Hay muchas manifestaciones contra el terrorismo organizadas por musulmanes con gran participación.
  • Siempre se producen presuntas agresiones xenófobas, islamófobas, nazis…y, así, los verdugos pasan a ser víctimas.
  • Los políticos elogian la actitud de los musulmanes.
  • Imprescindible encontrar una persona con el suficiente atractivo mediático para poder personificar las siete mentiras anteriores. Una imagen vale más que mil palabras.

1=> 17 de Agosto

La Comisión Islámica de España saca un comunicado en el que expresa su “más enérgica condena y repulsa” por el atentado terrorista. También expresan sus “condolencias a las familias de las víctimas, al tiempo que “transmiten su solidaridad con el pueblo barcelonés y español”. Reiteran “su pleno compromiso en la lucha contra cualquier tipo de terrorismo”.

Fíjense que en ningún momento se menciona la inspiración musulmana de la masacre sino que se habla de “cualquier tipo de terrorismo”. Me recuerda a tristes tiempos pasados, cuando aquel obispo indigno llamado Setién y otros expertos en equilibrios dialécticos decían aquello de “condenamos toda la violencia, venga de donde venga”.

Fíjense también cómo no hay nada que se parezca más a un comunicado de “condena” de un atentado como otro comunicado de “condena” de otro atentado: las mismas naderías, las mismas expresiones enlatadas, vacías, desprovistas completamente del más mínimo atisbo de dolor.

1, 2, 3=> 19 de Agosto.

Les transcribo íntegramente la siguiente crónica aparecida el 19 de agosto en un medio digital:

El teléfono de Mohamed El Ghaidouni no para de sonar. El presidente de la Unión de comunidades islámicas de Cataluña atiende a los medios por teléfono desde Marruecos, donde este jueves le sorprendieron los atentados de Barcelona y Cambrils. No le tiembla el pulso a la hora de condenar “la matanza y la barbarie” perpetrada en nombre de su religión, y explica la delicada situación que vive la comunidad musulmana, víctima estos días de una doble condena, la de quienes “secuestran” sus creencias para justificar los ataques, y la de quienes caen en esa trampa y les identifican con el extremismo yihadista.

¡Y, olé!, sí señor. De un tiro no mata dos pájaros sino tres: los bulos que yo numeré como 1, 2 y 3.

Por supuesto este señor hablaba desde Marruecos. Convenía no pasearse por Las Ramblas en esas fechas…

2=> 17 de Agosto

A partir de las 20h28´, en Twitter aparece varios cientos de veces pero bajo perfiles distintos el siguiente texto:

Mi madre estaba a 2 calles de las Ramblas. Un taxista marroquí la ha llevado gratis a casa y le ha dicho q no todos son iguales.

El objetivo era evitar como fuera que la ciudadanía identificara a los musulmanes con los terroristas. Para ello había que ablandarles el corazón con alguna historia conmovedora.

Las redes sociales tienen peligros pero también tienen virtudes y permiten pillar a un mentiroso a velocidad de vértigo. Así sucedió con los que intentaron colarnos esa trola en una burdísima maniobra que dio lugar a multitud de réplicas burlescas.

Al menos en ese caso no nos la colaron.

3=> 18 de Agosto

Y por fin llegó, ¡Uf!.

Por fin teníamos a los nazis-islamófobos-xenófobos sembrando el terror en Barcelona. ¡Esos sí que son los enemigos y no cuatro pobres chicos perfectamente integrados a los que un día se les fue la pinza pero sin ser culpables!

Por fin teníamos a los nazis-islamófobos-xenófobos sembrando el terror en Barcelona. ¡Esos sí que son los enemigos y no cuatro pobres chicos perfectamente integrados a los que un día se les fue la pinza pero sin ser culpables!

Les transcribo íntegramente la siguiente crónica aparecida el 18 de agosto en un medio digital:

Un grupo de neonazis se ha citado con banderas, pancartas y camisetas que ponían “Stop Islam” en Las Ramblas de Barcelona y al grito de “¡Fuera musulmanes!” han irrumpido en el memorial que los ciudadanos comenzaban a hacer al pie de la calle para recordar el trágico atentado que ha terminado con la vida de 14 personas y dejado más de 120 heridos.

Un grupo de unas diez personas entró gritando en Las Ramblas y los ciudadanos se les echaron encima impidiéndoles pasar. “¡Fuera nazis!” y “¡en este barrio no queremos nazis!” eran los gritos que les proferían hasta que el ambiente se empezó a calentar. Hasta el punto que la policía tuvo que intervenir porque dos de los skins y tres personas que caminaban por Las Ramblas en ese momento casi llegan a las manos. La multitud era tal que las familias con los niños se tuvieron que refugiar en las tiendas y establecimientos más cercanos.

Se han vivido momentos de pánico donde varios agentes han tenido que intervenir ante los gestos obscenos de los nazis y los empujones de la ciudadanía. Los skins intentaban avanzar a través de Las Ramblas gritando “¡Fuera musulmanes!” y “¡el Islam es el problema!”. Uno de ellos y a modo de provocación exhibió una esvástica que llevaba tatuada en el cuello pero los ciudadanos, entre gritos y empujones, les han prohibido avanzar provocando que la Policía les escoltase. “¡No vais a pasar, respetad!”, han gritado los transeúntes.

Yo he visto las imágenes correspondientes a esos momentos. No sé de dónde sacan que eran nazis. Por más que miro, ningún símbolo que ellos llevaban correspondía a esa ideología. Ídem de la esvástica tatuada. Pero da igual. Mola poner “nazis” y “neonazis” porque queda bien. Eso sí, era un grupo disidente que tuvieron la osadía de pasearse con la bandera de España, además de la catalana y la barcelonesa.

Ídem con los presuntos skins. A lo mejor el periodista se confundió con el ínclito Raúl Romeva.

La única intervención de la Policía es para separar a los que se enfrentaron al grupo disidente puesto que les propinaron algún que otro empujón. Yo no he visto ningún momento de pánico.

La relación está hecha: cualquiera que se salga del guión oficial es nazi. Cualquiera que ose poner en cuestión al Islam es nazi. Cualquiera que ose poner en duda la integración de los musulmanes es nazi. Y, por supuesto, la libertad de expresión no debe existir para ellos…muy democrático, ¿no?

 

 

 

 

 

 

 

 

4=> 18 de Agosto

Empiezan a aparecer fotos de uno de los dos niños asesinados por los musulmanes. Su cuerpecito aparece tendido en el suelo. Hasta el ceporro más insensible se indignaría.

Eso era peligrosísimo. Las consecuencias podían ser incontrolables para el Sistema y la situación se les podía ir de las manos.

En una rapidísima concertación, políticos de la Generalidad y del gobierno de la nación y medios de comunicación se lanzaron a exigir que por “respeto a las víctimas” no se publicaran fotos. Facebook contribuyó entusiastamente a la ofensiva censurando todo lo que pudiera despertar las conciencias aborregadas.

Si lo sabrán ellos…Los mismos que nos enseñaron la foto del cadáver del niño Aylan Kurdi en una playa de Turquía en 2015 por la mañana, por la tarde y por la noche. En periódicos y en televisiones. Día tras día. Y que sirvió, sin ninguna duda, para lanzar sin ninguna oposición la invasión de Europa por más de dos millones de personas recibidas entre alharacas, gritos de alegría y lágrimas de emoción. La época del “refugees: welcome”. La Merkel abrazada a los musulmanes que llegaban por millones. Carmena en éxtasis ante semejante espectáculo. Y después los atentados de París y de Bruselas donde participaron terroristas que habían venido durante esa invasión…

Según su razonamiento, Aylan Kurdi no tenía dignidad. Su foto, muerto, entró en todos los hogares del mundo durante días y días. La “causa” bien lo merecía.

4=>23 de AGOSTO

Pero no bastaba con no mostrar los muertos. Es que la Generalidad no quería ni que se vieran los heridos. Por ello enviaron una carta a la Casa Real para pedir que se retiraran de las redes sociales y de su web las fotografías de niños y adolescentes víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils a los que Felipe de Borbón y Leticia visitaron en el hospital porque “la publicación de las imágenes de las víctimas del atentado en Barcelona supone una injerencia en el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen de las víctimas". La Casa Real respondió que contaba con todos los permisos y que mantendría las imágenes.

No había que enseñar muertos. No había que enseñar heridos. Lo que no se ve, no existe. Las cifras hablaban de 14 asesinados y 120 heridos pero en su realidad no había pasado nada.

5=>

Es imposible. Los medios se las arreglan como pueden pero son tan pocas las manifestaciones y tan escasos los asistentes que se las ven y se las desean para engañarnos. Las televisiones emplean planos muy cortos para mostrar sólo la primera fila y evitar así mostrar que detrás no hay ninguna otra.

El 19 de Agosto,

menos de cincuenta musulmanes residentes en Cataluña se concentraron frente a la fuente de Canaletas de Las Ramblas de Barcelona para mostrar su rechazo al terrorismo. Sin sorpresas, los lemas que corearon fueron "Soy musulmán, no soy terrorista", "No en mi nombre" y "El islam es paz".

Ante la ridícula participación, al portavoz del Centro Islámico Camino de la Paz, Mohammed Iqbal Chaudhry, no le quedó otro remedio que declarar a la agencia EFE que la comunidad musulmana de Cataluña estaba preparando una nueva concentración para el lunes, "a la que acudirá mucha más gente porque habremos tenido tiempo para coordinarnos mejor". Esa segunda manifestación nunca tuvo lugar…

También el 19 de Agosto, Televisión Española mostró en el Telediario de las 15 horas unas imágenes de una pequeña manifestación de musulmanes en Madrid como “condena de la comunidad musulmana” a los atentados islamistas en Barcelona y Cambrils.

Pero en ese vídeo había algo muy raro. En pleno mes de agosto, con un calor que derretía las aceras, los manifestantes portaban gruesas prendas de abrigo.

Rápidamente varias personas alertaron de la manipulación en las redes sociales. Resultó, al final, que no hubo ninguna manifestación y lo que TVE mostró era una concentración de enero de 2015 después de los atentados musulmanes en París.

6=>21 de Agosto

La mezquita y sede de Fundación Mezquita de Sevilla denunció haber sido objeto de pintadas xenófobas. Según ellos, las pintadas rezaban "¡Asesinos, lo vais a pagar!", "Moro que reza machete a la cabeza" y "Stop al Islam".

"Nadie debe aprovecharse de estos horribles sucesos en Barcelona, los cuales hemos condenado públicamente, como humanos, españoles y musulmanes, para oprimir y amenazar a ningún colectivo", señaló la Fundación Mezquita de Sevilla.

Esta entidad recordaba que defiende "la convivencia, el dialogo social, totalmente en contra de cualquier posición radical, promoviendo el Islam civilizador, dinámico y vivo, y haciendo que se conozca este por su realidad y su luz, a través del ejemplo y el servicio"·.

¿Quién realizó las pintadas? Con los medios y la información que tiene la Policía, ¿cómo es que no se ha detenido a nadie? Raro, raro…

22 de Agosto Un medio publicaba:

El miedo se ha instalado entre las familias de los terroristas, no sólo por el temor a ser rechazadas por sus vecinos sino por los mensajes que algunas de ellas han recibido.

Es importantísimo dar la vuelta a la tortilla. Aparecer ante la opinión pública como víctimas. Toda estrategia es buena.

Y por cierto, ¿por qué no se denunciaron esos presuntos mensajes amenazantes ante la policía? ¿Será que nunca han existido?

7 => 21 de Agosto

Para completar la maniobra de blanqueamiento de los que son percibidos como cómplices por los ciudadanos y, si es posible, presentarlos como víctimas, es fundamental que los políticos contribuyan. Y lo hacen fabulosamente bien. Únicamente un ejemplo por no alargarme: el presidente separatista de la Generalidad, Carlos Puigdemont, publicó un twitt dando las gracias a los musulmanes por el “compromiso con la paz y la convivencia”.

¡Chúpate esa! Ahí es nada: paz y convivencia. Más parece una provocación que otra cosa pero nada les parece suficiente

8=>

Es importantísimo para el Sistema que una persona pueda encarnar todas las mentiras que ellos intentan convertir en verdades. Siempre, siempre es más fácil que un mensaje pase si está representado por alguien.

Y en este caso, he de decir que han acertado en casi todo.

La “elegida” es Miriam Hatibi, musulmana con velo perpetuo e hija de marroquíes. Muy hábil en la dialéctica tanto en español como en catalán. Nacida en Barcelona y con estudios universitarios. Joven y con carisma. Un perfil perfecto si no fuera por el velo, aunque ella lo presenta como su manera de entender el feminismo.

La “elegida” es Miriam Hatibi, musulmana con velo perpetuo e hija de marroquíes. Muy hábil en la dialéctica tanto en español como en catalán. Nacida en Barcelona y con estudios universitarios. Joven y con carisma. Un perfil perfecto si no fuera por el velo, aunque ella lo presenta como su manera de entender el feminismo.

Los medios del Sistema nos la han presentado como “activista”. No sé muy bien lo que quiere decir eso de “activista”, algún día me encantaría que alguien me lo explicara. Es también portavoz de la Fundación Ibn Battuta, entidad creada para potenciar el intercambio sociocultural y la difusión del conocimiento científico entre España y Marruecos. Les confieso que el objetivo de esa fundación me deja perplejo y algo “mosca”: ¿qué va a aportar Marruecos en conocimiento científico a España? ¿qué quiere decir eso de potenciar el intercambio sociocultural: traer más emigrantes musulmanes, imponer los alimentos halal, discriminar a la mujer…? ¿Es una verdadera Fundación con funcionamiento regular o la tapadera que sirve a intereses inconfesables?

Pues bien, a la activista se le va conociendo mejor según pasan los días. El mismo día de la encerrona, se le vio en una tensa conversación con Felipe de Borbón que escuchaba con educación pero con gran perplejidad a juzgar por sus gestos. Esta semana justificó con vehemencia la humillación y los ataques a los que los sepaRATAS sometieron al monarca. No contenta con eso, fue más lejos en su falta de respeto al jefe del Estado publicando un twitter  sobre el contenido de la conversación, asegurando que le preguntó al monarca si la tortilla era mejor sin cebolla o con cebolla. "La respuesta me la guardo", terminó diciendo.

Ojalá me equivoque pero este no será ni de lejos el último atentado musulmán en España ni por supuesto en Occidente. Sólo en Europa Occidental hay fichados más de 50.000 musulmanes “radicales”. Mientras tanto, las diferentes castuzas europeas continúan con parches pero sin atacar las verdaderas causas del terrorismo musulmán. La manipulación informativa a la que nos someten y que yo he intentado desenmascarar es una prueba.

Decir que el Islam es un peligro para Occidente no es racismo. Decir que el Islam nunca se integrará en naciones occidentales no es xenofobia. Decir que los terroristas musulmanes no son casos aislados de tarados mentales sino que sus crímenes se fundamentan en el Corán no es nazismo. Decir que el Coran está plagado de llamadas a la violencia y que el crecimiento del Islam ha venido por la espada y la sangre y no por la palabra no es demagogia.

Tenemos en Occidente el enorme privilegio de vivir en la civilización más avanzada que haya conocido la Historia. Y mal que les pese a muchos, esa Civilización hunde sus raíces en el Cristianismo. Yo no quiero que me la cambien por otra donde las mujeres no valen nada, donde los cristianos somos “dhimmis” o sea ciudadanos de segunda, yo no quiero que me encarcelen o me maten por tener una biblia.

Yo no me resigno a este suicidio de mi Civilización planificado por malignos y muy poderosos intereses.

Y yo no me callo.

desplazarARTÍCULO POSTERIOR

El 1-0 España es la que está en juego. Por Javier García Isac

img

Carlos Rubio Romo

Ingeniero Industrial. Vivir en Francia desde hace años no le ha impedido seguir la actualidad nacional con pasión. Casado y padre de seis hijos. Entre todas sus ocupaciones, intenta encontrar tiempo para una de sus pasiones: escribir, pasión que desarrolla en varios medios digitales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2017  |  Sierra Norte Digital  | Powered by